F.A.Q.

Estas son algunas de las preguntas que mas frecuentemente nos preguntan nuestros pacientes y amigos ,preocupados todos ellos, por su salud dental.

¿Cada cuanto tiempo hay que ir al dentista?

¿Cada cuanto tiempo hay que ir al dentista?

 

Creo que la mayoría de las personas saben que la frecuencia generalmente recomendada para hacer una visita de control en el dentista es anual. Sin embargo, la falta de planificación, la falta de tiempo y otros factores como el miedo al dentista (una variante del miedo al médico) hacen que muchas personas no vayan regularmente y acaben citándose cuando tienen síntomas.

 

Frecuencia recomendable para los adultos

Como decía, normalmente un adulto debería ir una vez al año a visitar a su dentista. El proceso de desarrollo de caries o sarro es relativamente lento si se tiene una higiene de vida razonable (lavarse los dientes tras las comidas, no comer muchos dulces, no fumar, no beber alcohol), por lo que un control cada 12 meses permite anticipar los problemas y mantener sanos boca y dientes.

Sin embargo, para algunas personas con patologías previas o malos hábitos, es posible que sea necesaria una frecuencia mayor, que suele ser de dos veces al año. Es el caso de las personas que sufren de periodontitis o gengivitis, que suelen necesitar una limpieza cada 6 meses.

Ventajas de la prevención

Como es habitual en los temas de salud, una buena prevención tiene muchos beneficios. En el caso de los dientes, las ventajas son diversas. En primer lugar, existe una ventaja económica, ya que el precio de una visita de control o de una limpieza suele ser muy barato, mientras tratar a una carie avanzada puede llegar a costar mucho dinero. Como en España la Seguridad Social no cubre casi nada de la salud buco dental, el argumento económico es válido.

Pero también hay que tomar en cuenta otro factor. Como bien explica la Organización Mundial de la Salud, las dolencias bucodentales comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes -enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes- pues se ven favorecidas por las dietas malsanas, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol. Pero no solo comparten las causas, sino que a menudo una mala salud bucal es un síntoma de la existencia de una enfermedad cardiovascular, de un cáncer o de diabetes. Por lo tanto, visitar el dentista puede permitir detectar enfermedades graves.

Más argumentos para hacer esa visita

Ya no tienes porque tener miedo a ir al dentista. Las técnicas han evolucionado y los profesionales se preocupan de que sus pacientes no sufran ningún dolor.

Con el fenómeno de los cupones, puedes encontrar muy buenas ofertas para una limpieza dental o una visita de control. Claro que los establecimientos lo hacen porque saben que se encontrarán un cierto porcentaje de pacientes con patologías que tratar, pero de todos modos es bueno porque si llevas tiempo sin ir, tendrás acceso a un control y a un diagnóstico.

Por lo tanto, no lo dudes, si llevas más de 12 meses sin ir, piensa en reservar una cita. Añado que este artículo no está patrocinado por dentistas, es solo un consejo salud de sentido común.

¿Cómo elegir una clínica dental?

¿Cómo elegir una clínica dental?

Profesionalidad del equipo médico e higienistas que se harán cargo del tratamiento en la clínica:

Del Odontólogo

Es importante que el profesional que le atiende sea licenciado en odontología o en medicina (estomatólogo) y altamente formado y cualificado es su área con título máster o postgrado. Así, podrá ser atendido de forma excelente y obtener un correcto diagnóstico, planificación y desarrollo del tratamiento de salud para su boca. Los dentistas deben pertenecer a un Colegio de odontólogos y estomatólogos que certifica que pueden ejercer la profesión y podrás solicitar su número de colegiado.
De las Higienistas y auxiliares
Que el personal de clínica que trabaja con la boca de los pacientes sea higienista o auxiliar titulado. Los higienistas son profesionales sanitarios que trabajan la salud oral junto al dentista, actuando como ayudantes y con funciones técnico- asistenciales. Los auxiliares, son profesionales sanitarios que actúan como ayudantes del dentista.

Sólo el dentista y el higienista dental están capacitados para trabajar directamente en la boca del paciente. Los auxiliares dan un soporte y apoyo a los dentistas.

La prevención como prioridad
La clínica dental debe estar comprometida con la salud de sus pacientes. Debe estar orientada en la prevención para mantener la salud de su boca, asesorando siempre al paciente para evitar que aparezcan problemas mayores y evitando así intervenciones muy costosas.

En la clínica dental deben preocuparse por ti, conocerte y hacerte recomendaciones que sean óptimas para tu buena salud bucodental: desde cómo cepillarse los dientes o la realización de revisiones regulares, limpiezas profesionales, exámenes periodontales, evaluaciones de la oclusión o las intervenciones preventivas necesarias.

Percibir confianza
El trato con el paciente es un aspecto fundamental en la atención bucodental. El dentista debe informarte y responderte con interés y amabilidad todas tus dudas hasta que te quedes tranquilo y entiendas todo lo que necesitas para alcanzar una buena salud bucodental.

Todo el equipo de la clínica debe ser amable y cercano trasladándote la máxima confianza para depositar tu salud bucodental. El trabajo en clínica debe estar desarrollado sobre protocolos y procesos que garanticen la máxima calidad asistencial.

La clínica dental debe ser gestionada con el propósito de cuidar la salud de sus pacientes por encima de los beneficios empresariales y económicos. Es muy importante el valor diferencial de una red de clínicas que mantiene estos fundamentos frente a cadenas cuyo único interés es su beneficio económico a corto plazo.

Dentistas específicos para cada tratamiento
Los tratamientos de odontología son cada días más variados y complejos y exigen profesionales cada vez más especializados y formados (higienistas dentales, odontopediatras, endodoncistas, implantólogos, ortodoncistas…) Cada uno de ellos expertos en una especialidad, aunque la titulación oficial en España es única (Odontología) y permite realizar tratamientos de todas las áreas. Recomendamos que el dentista se haya formado con cursos complementarios o de postgrado (másters) para ampliar la formación recibida en la Licenciatura y tenga experiencia asegurada.

Busca una clínica dental que ofrezca todos los tratamientos de la odontología. Podrás recibir un trato integral mediante el trabajo en equipo de todos los profesionales.

Tratamientos
Antes de iniciar el tratamiento necesitas una explicación clara y completa. Deberás recibir información desde el principio, un diagnóstico claro con un plan de tratamiento que incluya qué es lo que van a realizar, la duración del tratamiento, las pruebas necesarias y el mantenimiento posterior. Te deben explicar todas las condiciones del tratamiento o servicio antes de realizarlo y las alternativas (si las hubiera).

Tras la finalización de un tratamiento se deben realizar revisiones periódicas que ayudarán a mantener el resultado óptimo del tratamiento. Por ello es muy importante asegurarse que la clínica permanecerá a lo largo del tiempo y por ello es vital la solidez de quien la gestiona.

Proximidad y accesibilidad
Es importante que la ubicación de la clínica sea cercana de la residencia o lugar de trabajo. Hay que tener en cuenta que algunos tratamientos necesitan varias citas y pueden alargarse en el tiempo. La cercanía facilita las revisiones posteriores y además poder acudir a la clínica con cierta rapidez, por si necesitaras trato urgente.

Los horarios amplios son importantes para poder adecuarse a las posibilidades horarias de todos los pacientes y ofrecer disponibilidad y flexibilidad a la hora de concertar las citas.

Tecnología e innovación
Es esencial que la clínica cuente con tecnología que facilite llevar a cabo los tratamientos necesarios con la mayor comodidad de los pacientes y facilitando al profesional que trabaje en las condiciones más óptimas, para realizar un tratamiento de calidad.

Sólo con un equipamiento de calidad y de tecnología avanzada un buen dentista puede realizar los tratamientos que incorporen las ventajas de los últimos avances en odontología y estética dental.

Materiales de calidad
Los materiales empleados en diferentes tratamientos como los composites (empastes), implantes, brackets, así como los materiales de prótesis usados por los laboratorios de prótesis concertados por las clínicas dentales, como coronas o carillas, deben ser de máxima calidad y haber superado exigentes estándares de calidad, de proveedores con experiencia y no de fabricantes de países sin ningún control ni certificado de calidad.

En el caso de los implantes que cuenten con años de garantía, es muy importante tener en cuenta que la garantía sea sobre el implante (tornillo) que sustituye la raíz del diente perdido, y es el que permite la completa actividad de las funciones dentales.

En el caso de tratamientos de ortodoncia, que los materiales sean de alta gama totalmente biocompatibles.

Presupuesto completo
El presupuesto debe incluir el importe total del tratamiento, y que no obligue a realizar un pago por adelantado en el caso de tratamientos de larga duración. Poder ir pagando según se vaya realizando el tratamiento es una comodidad para el paciente ya que paga por lo que le han hecho y no al revés.

Los profesionales de la clínica deben dedicar el tiempo necesario para explicarte el presupuesto de manera clara y entendible para que no tenga dudas. Y en cada cita, tienes que saber qué te van a realizar y cuánto te va a costar.

Los precios bajos, pueden ser los más caros
Los precios exageradamente baratos pueden esconder precios de tratamientos incompletos y surgir pagos posteriores inesperados para poder finalizar el tratamiento.

Y pueden ser consecuencia de que los materiales empleados, la técnica o el tiempo dedicado no sean adecuados y estén por debajo de la calidad asistencial necesaria, dando lugar a tratamientos no duraderos y que exijan posibles repeticiones en un futuro próximo.

El instrumental y material utilizado en Odontología es de avanzada tecnología y tiene un coste elevado. Al final, un precio barato se terminará pagando en algún momento.

Facilidades de pago
Algunos tratamientos odontológicos, sobre todo los técnicamente más complejos, tienen un alto valor, entre otras cosas por los materiales que utilizan, y por lo tanto los precios suelen ser altos. Para poder facilitarte y ser asequibles a las economías de los pacientes, la clínica ofrece financiación a sus clientes, ya sea privada, o acudiendo a una entidad externa con la que tenga convenio. Es conveniente que te informes si el dentista al que vas a acudir puede ofrecer facilidades de financiación de los tratamientos y te genere confianza y estabilidad por su solvencia financiera para atender todas tus necesidades a lo largo del tiempo.

Cómo cepillarse los dientes de forma apropiada.

Beautiful woman smile. Dental health care clinic.

Cómo cepillarse los dientes de forma apropiada.

Aprender a cómo cepillarse los dientes de manera apropiada es el primer paso para mantener unos dientes y encías saludables. Adicionalmente, el cepillado ayuda a minimizar el riesgo de caries dentales y enfermedad de las encías, las mayores causas de pérdida dental.

Antes de comenzar

Aunque existan muchos métodos para cepillarse los dientes con un cepillo manual, siempre solicítele recomendaciones a su odontólogo y asegúrese de seguir sus instrucciones. Para empezar, utilice una crema dental con flúor con un cepillo de cerdas suaves y no olvide reemplazarlo cada tres meses.

Dos minutos, dos veces al día.

Para cepillarse los dientes de manera correcta, hágalo durante al menos dos minutos utilizando la técnica recomendada, que incluye 30 segundos de cepillado en cada cuadrante de la boca (superior derecha, superior izquierda, inferior derecha, inferior izquierda), tanto en la mañana como en la noche. Debido a que la mayoría de los cepillos manuales no incluyen una alarma interna de dos minutos, usted podría tener un reloj a la mano para estar seguro de que se cepilla durante suficiente tiempo.

La posición del cepillo dental

La manera de sostener el cepillo depende del área de los dientes que esté cepillando.

Paso 1: Comience con las superficies externas e internas, y cepíllese en un ángulo de 45 grados con movimientos cortos, del ancho de la mitad de los dientes, en contra de la línea de las encías. Asegúrese de llegar a los dientes posteriores.

Paso 2: Siga con las superficies de masticación. Sostenga el cepillo de forma plana y cepille hacia atrás y adelante a lo largo de estas superficies.

Paso 3: Una vez que llegue a las superficies internas de los dientes delanteros, incline el cepillo verticalmente y realice movimientos suaves de arriba hacia abajo suaves con la punta del cepillo.

Paso 4: Asegúrese de cepillarse suavemente a lo largo de la línea de las encías.

Paso 5: Cepíllese la lengua con un movimiento de barrido de atrás hacia adelante para eliminar las partículas de alimentos y ayudar a eliminar las bacterias que causan mal olor para refrescar el aliento.

Ahora que usted ha aprendido la técnica de cepillado apropiada, un poco de disciplina en la práctica de todos los días le ayudará a hacerlo de manera natural. Es una de las cosas más sencillas que usted puede hacer para mantener la salud de sus dientes y encías.

Cómo utilizar el hilo dental

Cómo utilizar el hilo dental

Usted se está limpiando con hilo dental. Excelente, pero para que el hilo dental remueva la placa de sus dientes de manera efectiva, usted necesita estar seguro de que está aplicando la técnica correcta.

En vista de que usted colocará sus dedos en la boca, asegúrese de lavarse las manos antes de manipular el hilo dental. Luego, solo siga estos pasos:

Utilice suficiente hilo dental. Rompa un pedazo de aproximadamente 45 cm de largo. Eso parece mucho, pero usted necesita lo suficiente para mantener un segmento limpio mientras se mueve de diente a diente. Enrolle la mayor parte del hilo dental alrededor del dedo medio o el índice de la mano que usted prefiera y enrolle una pequeña cantidad en el dedo medio o en el índice de la otra mano. (Utilizar el dedo medio permite que el índice quede libre para manipular el hilo dental).

Deslícelo entre los dientes. Deslice de manera suave entre los dientes en un movimiento de zigzag y tenga cuidado de no permitir que el hilo dental se rompa entre los dientes.

Forme una “C”. Realice una C con el hilo dental mientras lo enrolla alrededor del diente. Luego, de manera suave, hale el hilo dental hacia arriba desde la línea de las encías hasta la parte superior del diente.

Ruede el hilo dental. Mientras se mueve de un diente a otro, desenrolle una sección limpia del hilo dental del dedo de una mano a medida que rueda el hilo dental usado hasta el dedo de la otra mano. Utilice su dedo pulgar como guía.

Alcance ambos lados. No olvide utilizar el hilo dental en la parte de atrás del diente.

Siempre y cuando usted utilice la técnica correcta, el tipo de hilo dental que escoja es un tema de preferencia personal. Existen muchos tipos para elegir e incluso puede elegir una variedad de tipos para cumplir con sus necesidades y las de su familia. De cualquier forma, utilizar la técnica correcta le ayudará a remover el exceso de las partículas de alimentos y placa alojadas entre sus dientes y le ayudará a mejorar su salud bucal.

Los beneficios de una buena higiene dental

Los beneficios de una buena higiene dental

Los costos de los tratamientos dentales

Si usted desarrolla complicaciones derivadas de caries y enfermedad periodontal, usted deberá pagar facturas por conceptos de amalgamas o coronas hasta procedimientos más costosos, como tratamiento de conducto o cirugía bucal para extraer dientes dañados y colocar implantes dentales.

Los costos varían

Los costos de los tratamientos dentales varían, por ejemplo, el costo de un tratamiento de conducto puede variar dependiendo de la ubicación del diente y cuántos canales tiene el diente que necesita el tratamiento de conducto.

El costo de la higiene bucal

En general, el costo de la higiene bucal básica y preventiva es bajo. Un cepillo de dientes debe ser reemplazado cada 3 meses o cuando luzca desgastado, cuesta un par de dólares. Lo mismo aplica para el hilo dental, sin importar si es hilo dental especializado o estándar.

Puntos a recordar

No olvide que la mayoría de las pólizas de seguro cubren una, y en algunos casos hasta dos, consultas y limpiezas al año; a un costo muy bajo o nulo para usted. Es importante usar esas citas, inclusive si no tiene problemas con sus dientes o higiene bucal, para diagnosticar problemas en potencia antes que se necesite de un costo más elevado para combatirlos. Recuerde que su dentista es su aliado en su salud bucal y asegúrese de informarle de cualquier medicamento que esté tomando y cualquier cambio en su salud en general, para que su salud bucal pueda ser planificada adecuadamente. Algunos tipos de medicamentos (incluyendo antidepresivos y medicamentos para el corazón) incrementan el riesgo de padecer gingivitis, por esa razón, comuníquele a su dentista si comienza a tomar cualquier medicamento, inclusive si usted considera que no afecta su salud bucal.

Teléfonos para  comunicarse con el Consultorio Dental

Call USA 001 52 (686) 555 72 08
Celular (Mexicali) (686) 569 76v 12
Av. Altamirano #375 -entre Juárez y Lerdo-
Zona Centro, Mexicali, Baja California